Mis Relatos

Las relaciones nos transforman.

Viendo tus ojos, cuanto amor hay en ellos…

Puedo ver tu corazón y también todas las corazas

Que fuiste construyendo con el paso del tiempo…

Puedo ver tu leyenda, el cuento que te narras, como salido de un cuento apareces…

Y a la vez que te miro puedo ver también mis corazas, sintiendo el corazón agitarse con la fuerza de un gigante.

Como si no pudiera estar en el pecho ya, esta manera de amarte…

Y de repente nos miramos lenta y profundamente, detenemos el tiempo, podemos vernos, se esfuma el miedo a descubrirnos, lo sostenemos…

Puedes ver como segundo a segundo me desplomo, me deshago, vuelvo a nosotros, como si nos tomáramos y nos diéramos la mano para derribar los muros que construimos con el paso del tiempo…

Y no necesitamos castillos, ni fortalezas, ni armadura… cuando nos miramos conectamos tan profundo que no podemos describirlo…

Y nos permitimos ser frágiles, hasta ver las heridas de niños, nos vemos enteros, nos hacemos, deshacemos, y con el paso del tiempo…

Ya no somos los mismos.

(Sobre el poder de transformarnos en las relaciones humanas, un potencial infinito.)

Devi Rodriguez.

También te puede gustar
Se termina la relación pero no el vínculo
La vida es un girasol gigante
¿Vivimos o nos justificamos?