Mis Relatos

La Soledad

fundirme en el otro bilaketarekin bat datozen irudiak

A veces me preguntan: ¿Cómo es posible que estés sola tanto tiempo? ¿Cómo puedes vivir sola y estar tanto tiempo en silencio?

Esta pregunta me hace mirar dentro y cuestionarme por qué esta ha sido mi decisión. Y qué me ofrece la soledad.

Estar a solas me ofrece la oportunidad de conocerme a mi misma con más profundidad. Me da la oportunidad de tejer uno a uno mis sueños puesto que no tengo nada que me distraiga más que yo misma y el celular, cuando no hago un uso razonable de él. Me pueden distraer mis pensamientos o el celular, fuera de ello no hay nada más que pueda distraerme de lo verdaderamente importante.

Vivo sin televisión y sin radio, algo que muchas personas se cuestionan: ¿Cómo es posible y siendo tan joven?

La verdad es que me aburren los programas televisivos y mucho más todo lo que emiten de publicidad después, toda esa información perfecta para distraer a la humanidad de lo verdaderamente importante. Por eso es que no tengo televisión, porque no tengo tiempo para distraerme con la visión de un asunto que nada tiene que ver con mi verdad. Prefiero distraerme en un atardecer, zambullirme en el mar como una sirena, hablar con un amigo, llamarnos por teléfono, quedar para pasear, estar con la familia o estar a solas, conmigo, en mi abrazo.

Después de todo, pase lo que pase la única aliada que siempre estará soy yo, mis manos, mi corazón mi cerebro y sobre todo mi espíritu. ¿Cómo puedo lastimarle distrayéndose con algo que no tiene sentido alguno? La fuente creadora quiere crear a través de todos nosotros, son las distracciones las que nos hacen olvidar lo verdaderamente importante…

Me puedo distraer con un abrazo, pero es una distracción interna que me conmueve y me llena de amor. Así que si algún día vienes a visitarme, te espero con mis brazos abiertos, pero sin televisor. ¡Tenemos mucho que hablar de lo verdaderamente importantes que son nuestras vidas para el planeta!

A veces cuando me preguntan ¿Cómo es posible estar sola tantos días? vuelvo a mirar dentro y algo me dice internamente que si, que es mi posición, que es mi lugar, que es como quiero estar en este momento de mi vida en el que siento la necesidad de tener mi espacio. Luego yo les pregunto ¿Cómo puedes vivir con alguien que realmente no amas? ¿Con personas que no te animan a realizar tus sueños y que proyectan en ti sus limitaciones?

¡Esta es una de las bendiciones de la soledad! Nadie hay quien te diga NO PUEDES HACERLO, más que tu mismo. Y para ganar esta batalla (tuya y contigo) solo hace falta empezar a hacerme amiga de mi misma, dándome un tiempo para mi, cuidándome, enfocándome en lo verdaderamente importante.

Es cierto que se extraña la compañía a veces, pero luego de sentir la soledad profundamente, siento que podemos compartir mejor, más enteros, más completos, con más conocimiento de nosotros mismos. Por eso la soledad para mi es el camino a mi libertad e independencia.

Descubro que no puedo encontrar ningún dolor o ningún fantasma que no esté en mi primero, soy la creadora de mi realidad. Y la oportunidad de hacerme responsable de mi propia vida sin culpar a nadie de mis fracasos, también la da la soledad. Aprender a convivir conmigo es el precio de tomar con más entereza mi propia vida.

Luego la vida es diferente, uno aprende a buscarse la vida, a reposar en el silencio, prescinde de los ruidos y distracciones y encuentra un tesoro que nada puede pagar…

Devi Rodríguez.

También te puede gustar
¡Siempre hay motivos para seguir!
“El misterio de la muerte”
Todo es la presencia